triángulos filo de lentejas 1024x768 - Lentejas en triángulos

Lentejas en triángulos

Cuando era pequeña, siempre comía las legumbres del mismo modo: en guisos y estofados. Por aquellos entonces, no se nos pasaba por la cabeza comerlas crudas (con todas las posibilidades que ofrece la harina de garbanzo, por ejemplo), o trituradas (en hummus) o frías (en ensaladas). Ahora que suelo comerlas dos o tres veces por semana, las tomo hasta en croquetas. Es alucinante descubrir todos los formatos en los que las podemos presentar.

Además, la variedad se va extendiendo cada vez más: ya no solo tenemos las lentejas pardinas o las castellanas, sino que es relativamente fácil encontrar las lentejas caviar o las rojas. Lo mismo ocurre con las alubias o los garbanzos.

La receta que os presento aquí es una forma divertida y muy fácil de tomarlas. Podéis hacer el relleno y reservarlo unos días en la nevera. A la hora de prepararla, solo tendréis que envolverlo en la pasta y hornear.

A tener en cuenta que la pasta filo debe cocinarse para ser consumida al momento. No os recomiendo recalentarla porque queda demasiado reseca.

Esta receta es perfecta si la queréis acompañar con una salsa de yogurt.

Tiempo de preparación: 30 minutos
INGREDIENTES (para 6 personas):
(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)
  • 240 g zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 200 ml leche coco
  • 1 bote lentejas cocidas
  • 2 dientes ajo
  • 250 g masa filo
  • 1 CS jengibre (molido o fresco)
  • 1 CS cúrcuma
  • 1 CS salsa soja
  • Zumo 1 limón
  • Un puñado de cilantro picado
PREPARACIÓN:

Comenzar friendo los dientes de ajo en un buen chorro de aceite de oliva. Cuando estén un poco dorados, añadir la cebolla muy picada y pochar. A continuación, añadir la cúrcuma, el jengibre, la salsa de soja, la leche de coco y las lentejas. Salpimentar y dejar cocer a fuego lento unos 20 minutos para que se vayan mezclando los sabores. Una vez retiramos la preparación del fuego, añadir el zumo de limón y el cilantro fresco muy picado.

Cuando haya enfriado la mezcla, ya podéis precalentar el horno (fijaos en las instrucciones del fabricante de la masa filo que hayáis comprado) y comenzar a confeccionar los triángulos.

Ya sabéis que la masa filo debe ser manipulada con cierta rapidez para que no se seque. Lo importante es que tengáis a mano un pincel de uso culinario y un vaso con aceite para ir pintando las láminas de masa antes de colocar el relleno. Para que veáis el procedimiento para formar los triángulos os dejo este enlace, aunque yo los he hecho de tamaño más grande, pero la mecánica es la misma.

https://www.youtube.com/watch?v=sGTE9W5Czto

Como os decía, éste es un plato perfecto para acompañar con una ensalada y una salsa rica. Podéis hacer esta salsa de yogurt. Si sois veganas, solo tenéis que sustituir el yogur de leche por uno de soja, que también queda rico.

Si queréis seguir experimentando con recetas de lentejas, os dejo ésta otra muy apropiada para el otoño de boniato relleno de lentejas.

¡Salud y cocina!

triángulos lentejas 300x225 - Lentejas en triángulos

Si te gusta, ayúdame a difundir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *