tarta grande caquis - Tarta de caquis y coco

Tarta de caquis y coco

Mis hijos la han llamado “tarta cococaqui”, que suena muy tropical, aunque yo quería que fuese una tarta de cumpleaños súper otoñal para mi abuela, que cumplía 91. Sigo en la línea de reducir los ingredientes difíciles de encontrar y en simplificar la cantidad de ingredientes. En este caso, creo que el reto está conseguido. Es una tarta sin azúcar (solo el dulce naturalmente presente de los caquis o palosantos), muy rápida de preparar, facilísima y deliciosa (mi abuela quiso repetir). Yo antes veía los caquis en los mercados y no sabía bien qué hacer con ellos, porque no me gustaba comérmelos sin cocinar. Ahora se me presentan como una gran posibilidad, como los plátanos, para endulzar los postres en otoño. Si queréis más dulces de temporada, podéis aventuraros con esta receta de brownie de remolacha.

Tiempo de preparación: 30 minutos

INGREDIENTES (para 6-8 personas):

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

Para la base:

  • 2 T copos avena
  • 8 dátiles
  • 4 CS aceite coco
  • 1 pizca de sal

Para el relleno:

  • 4 caquis pelados
  • 1 lata (400 ml) leche coco
  • zumo de 1 limón
  • 1,5 cp agar-agar en polvo (cucharadas de postre contadas rasas, con esto tenéis que ser muy exactas)
  • 1 cp almidón de maíz (maizena)
PREPARACIÓN:

Triturar todos los ingredientes de la base y luego amasar un poco hasta obtener una pasta. Extender y aplastar un poco sobre un molde engrasado o con papel sulfurizado y llevar al horno 10 minutos a 180 °C a media altura. Dejar enfriar.

Para el relleno comenzar introduciendo en el vaso de la batidora los caquis pelados y sin hueso con el zumo de limón y reservar. A continuación, disolver el almidón de maíz en un vasito con un poco de leche de coco. Calentar el resto de la leche de coco en un cazo y, cuando empiece a hervir, añadir el almidón de maíz y el agar-agar. Remover durante 4 minutos. Inmediatamente después de retirarlo del fuego, verter todo el líquido en la batidora junto con los caquis y batir bien.

Verter la mezcla sobre la base y dejar enfriar un poco. Ahora es el momento para decorar antes de llevarla a la nevera. Yo lo he hecho con trozos de fruta del dragón (dificilísimo de encontrar por aquí) y chips de cacao, pero podéis da rienda suelta a vuestra imaginación. Una vez decorada, refrigerar durante unas tres horas hasta que gelifique bien.

tarta caquis 300x225 - Tarta de caquis y coco

Si te gusta, ayúdame a difundir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *