cheesecake vegana de limón scaled - Tarta Cloë o cheesecake vegana de limón

Tarta Cloë o cheesecake vegana de limón

Hacía un tiempo que no hacía tartas veganas. Me había tirado a la “mala vida” del horno de debajo de mi casa, y había vuelto a escuchar la llamada de los cruasanes de chocolate. Gracias a que tuvimos la visita de nuestros amigos vegetarianos en casa, me entraron ganas de cocinar bueno y vegano.

Se me ocurrió utilizar la base que uso casi siempre en las tartas para montar una cheesecake vegana con tofu sedoso que tenía en la nevera. Como el tofu no tiene demasiado sabor -más que nada sirve para conferir al postre la textura ideal- le añadí zumo de limón, pero se me ocurre hacerlo la próxima vez con otras frutas (solo de pensar hacerla con mango, se me hace la boca agua).

El nombre se debe a meros celos entre hermanos. Hace un tiempo publiqué la “Tarta Luc”, porque es la preferida de mi hijo y le pusimos su nombre. Como era de esperar, su hermana exige lo mismo para ella, y tiene razón 😊.

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

Para la base:

  • 2 T copos de avena
  • 4 CS aceite coco
  • 3 CS sirope agave o sirope de dátiles
  • una pizca de sal

Para el relleno:

  • 300 ml leche avena
  • Zumo de dos limones
  • 1 + 1/2 cp agar agar en polvo
  • 1 cp almidón de maiz
  • 200 g. tofu sedoso
  • 3 CS sirope agave o sirope de dátiles
  • una pizca de sal

Para decorar:

  • nibs de cacao o chips de chocolate negro
Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180 °C. Molemos un poco los copos de avena. La idea es que queden los copos bien pequeños, pero sin que lleguen a ser harina. Después incorporamos el aceite de coco un poco reblandecido (como si fuera mantequilla pomada), la pizca de sal y el sirope. Mezclamos bien con las manos y lo extendemos sobre un molde de unos 22 cm en el que previamente hemos colocado papel de horno. Aplanamos bien con los dedos por toda la base y un poco por las paredes del molde. Llevamos a hornear, a altura media, 180 °C 10 minutos. Dejamos enfriar.

A continuación, preparamos el relleno. Primero colocaremos en el vaso de la batidora el tofu, el zumo de limón, la pizca de sal y el sirope de agave. Reservamos todos los ingredientes hasta nuevo aviso.

Ahora toca preparar el agar agar. Para ello, disolvemos el almidón de maíz en un vasito con un poco de leche de avena y reservamos. Calentamos el resto de la leche en un cazo y, cuando arranque a hervir, añadimos el almidón de maíz y el agar-agar. Removemos durante 5 minutos y retiramos del fuego. Sin dilaciones, vertemos todo el líquido en la batidora junto con el resto de los ingredientes y mezclamos bien.

Nota importante: las medidas del agar agar que os doy, están calculadas en proporción al resto de ingredientes y tienen que respetarse al dedillo. Es un ingrediente que no es fácil de manejar y podéis arruinar toda la preparación.

Verter el relleno por encima de la base que hemos horneado. Colocar encima las nibs de cacao o lo que hayáis elegido para decorar y dejar enfriar en la nevera unas 3 horas.

Otras ideas de tartas veganas:

Si te gusta, ayúdame a difundir

Deja un comentario

css.php