migas de harina de garbanzo 1 - Migas de harina de garbanzo

Migas de harina de garbanzo

Hay una especie de pesadilla que se repite en las primeras fases del vegetarianismo, y es el miedo a que la comida se vuelva aburrida, a que se nos acaben las ideas para cocinar. Una de las formas de suplir la falta de proteína animal, es añadir legumbres a nuestra dieta, al menos dos veces por semana.

Al principio, a mí no se me ocurrían demasiadas alternativas a las lentejas que cocinaba mi madre (pero sin chorizo), o al hummus (que consumía en cantidades industriales). Por suerte, existe en el mercado una variedad inacabable de legumbres. Una descubre todas las posibilidades de las alubias azuki, que sirven hasta para preparar cremas de cacao; la delicadeza de las lentejas caviar; o la versatilidad de las lentejas rojas.

Cuando pensamos en cocinar legumbres, al menos en España, muchas veces cuesta ir más allá del típico guiso tradicional. Es interesante introducir nuevos ingredientes. Podemos asiatizarlas con leche de coco o jengibre; o darles un toque marroquí, usando ras-el-hanoud. O aportar un toque de frescura utilizando hierbas frescas. Aparte del arroz, podemos acompañarla con otros tipos de cereales, como el mijo, el amaranto, la quinoa o el trigo sarraceno.

Pero lo más sorprendente es descubrir que podemos presentar legumbres en formatos diferentes. Yo he hecho hamburguesas, croquetas, purés o cremas. Precisamente, la receta que os presento aquí es de migas de harina de garbanzos; una buena alternativa a las migas murcianas. 

En mi opinión, esta receta cumple con mis estándares de receta perfecta.

  • Rapidez: eso sí, necesitaréis tener paciencia porque tendréis que dedicar unos 10 minutos a remover y desmigar.
  • Económica: no he calculado el precio por ración, pero debe de ser irrisorio.
  • Resultona: veréis la cara que se les queda a las invitadas cuando les digáis que las migas son de garbanzo.
  • Vegana: sostenible y  libre de crueldad.
  • Saludable: todo lo que lleva es sano.
  • Sin gluten: una alternativa saludable a las migas de pan.

Tiempo de preparación: 20 minutos

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

Ingredientes (4 personas):

  • 1+1/2 T harina de garbanzo
  • 3/4 T agua
  • Sal y pimienta al gusto
  • 6 CS aceite oliva virgen extra
  • 4 ajos

PREPARACIÓN:

Mezclar la harina de garbanzo con el agua y salpimentar. Mientras tanto, freír los ajos (no es necesario quitarles la piel) un par de minutos para aromatizar el aceite. Luego añadir la mezcla e ir desmigando a fuego medio, sin dejar de remover, hasta que quede la textura de las migas. Cuidado con no pasaros de cocción, porque podrían quedar un poco secas. Si veis que necesitáis un poco más de aceite, podéis añadir alguna cucharada más.

Este plato se puede servir como más os guste, pero está muy bueno como acompañamiento de verduras fritas o al horno. ¡Una delicia!

Si te gusta, ayúdame a difundir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *