blue monday scaled - Compremos tristeza. Feliz Blue Monday

Compremos tristeza. Feliz Blue Monday

Se dice de hoy que es el día más triste del año. Blue Monday, lo llaman. Al parecer se trata de un rollo pseudo-científico, basado en un cálculo matemático que ha tenido en cuenta factores como:

Sentirnos lejos de conseguir los objetivos marcados para el nuevo año. En otras palabras, habernos dado cuenta de que ya la estamos cagando. No hemos acabado el mes de enero, y ya nos hemos desviado del camino hacia nuestro “crecimiento personal”: seguimos gritando cuando los niños nos desquician; nuestra estructura de pensamiento sigue tan negativa como de costumbre; no atendemos a nuestras amigas como nos gustaría; y lo peor de todo, seguimos durmiéndonos frente al televisor en lugar de hacer cosas más interesantes como leer o, ejem, tener sexo loco. Nuestra vida sigue siendo tan insulsa como el año que acabamos de dejar atrás, y tiene pinta de seguir así durante todo el 2020.

No haber cobrado la nómina (para las que tenemos la suerte de tenerla, claro). Cuando reunimos el valor suficiente como para conectarnos a nuestra banca electrónica, nos damos cuenta de que, no sólo nos hemos fundido la paga extra de Navidad en no sabemos muy bien qué -regalos de compromiso navideños; comida y bebida para celebrar los banquetes los días que “tocaban” en nuestra casa; nos hemos venido arriba con Amazon Prime…-, sino que, además, la propinilla que nos cayó de la abuela, también se ha esfumado como por arte de magia. Esos euritos que nos iban a venir tan bien para las rebajas, y que han ido desapareciendo en el monedero desde cambiamos el billete de 50 para comprar pan y que, seguro segurísimo -nos repetimos a nosotras mismas- íbamos a apartar para comprarnos algún trapito. Ahora, nuestro armario esconde la misma ropa hortera de hace tres temporadas, y nosotras seguimos sin blanca.

Es lunes. Pues eso. Que es lunes.

Otras chorradas que no recuerdo. Es que he ido leyendo el artículo a trozos mientras llevaba al niño al cole.

Lo que dice Wikipedia es que esto es producto, cómo no, de una estrategia de marketing ideada para analizar cuándo la gente reservaba las vacaciones, aprovechándose de nuestro bajo nivel de motivación al darnos cuenta de que un año más seguimos sin ir al gimnasio a pesar de los objetivos propuestos para el nuevo año. No podemos cumplir con todos los preceptos, ni mucho menos parecernos a la tía buena del anuncio, pero es posible que viajar nos ayude a remontar.

En Terrassa está chispeando. Cae una extraña luz lechosa, que hace que el paisaje parezca un cementerio.  Escucho a un grupo francés, Belle and Sebastian, que canta en el tono melancólico propio del país galo “au revoir mon amour, la vie n’est pas passée…” En fin, que parece que hay motivos para no quedar indemne ante el paso del Blue Monday; los mismos o más que cualquier ser medianamente común que va a hacer acto de clausura en las oficinas. Tomo conciencia de mi insignificante pero real existencia y compro la tristeza que el papitalismo me ofrece, en mi caso, en forma de cerveza en una terraza sombría. ¡Salud!

Si te gusta, ayúdame a difundir

Deja un comentario

css.php