boletes espinacs 2 - Bolitas veganas de espinacas y anacados

Bolitas veganas de espinacas y anacados

El otro día me comentaba un conocido que la cocina vegetariana consume demasiado tiempo, que los ingredientes no son siempre accesibles, y que hay que tener imaginación para pensar en qué comer cada día sin repetirte demasiado, tener mucha creatividad para crear platos gustosos a partir de vegetales y que reúnan los nutrientes que necesitamos. A ver… con lo primero no estoy demasiado de acuerdo. De hecho, no creo que desde que dejé de comer carne pase más tiempo en la cocina que antes. De hecho, comprobaréis vosotras mismas que no se tarda más en preparar estas albóndigas veganas que unas convencionales de carne. Respecto a lo segundo, podría estar de acuerdo hace unos años, pero por fortuna, poco a poco los comercios se están llenando de productos alternativos y es relativamente sencillo encontrar ingredientes que antes nos parecían imposibles. Es raro encontrar un supermercado que no haya incorporado tofu, por poner un ejemplo, en sus neveras. Respecto a lo tercero, deciros que es un aprendizaje. Se trata de comenzar a sustituir unos ingredientes por otros, nada más. Y, si no tenéis imaginación o un día os sentís poco inspiradas, para eso estamos las blogueras que queremos compartir nuestras recetas. De modo que no lo tienes tan difícil, ¿verdad?

Este plato que te voy a enseñar hoy es una delicia. Tienes que probarlo acompañado de daditos de patatas al horno y una salsa de tomate. Tendrás un plato completo.

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 60 g. de anacardos crudos y sin sal
  • 180 g. pan rallado
  • 1 cebolla
  • 75 g. leche de avena
  • 300 g. de espinacas frescas
  • ¼ taza de semillas de sésamo

PREPARACIÓN:

En un robot de cocina, moler los anacardos hasta que quede una harina.  Reservar. Picar finamente los ajos y la cebolla y saltear dos minutos con un poco de aceite de oliva virgen extra. Salpimentar. Añadir las espicanas y, cuando hayan reducido y evaporado su agua, añadir la leche de avena.

Corregir de sal y pimienta y dejar cocer a fuego medio durante 5 minutos. Retirar del fuego y añadir los anacardos en polvo y el pan rallado. Dejar reposar la pasta una media hora en la nevera. Formar bolitas del mismo tamaño. Aquí aplicaros bien, ya que el plato no luce tanto cuando no son todas iguales. Rebozar las bolitas con las semillas de sésamo y hornearlas 10-15 minutos a 180 °C hasta que queden doradas.

Como os decía, pueden comerse como aperitivo, o acompañadas de patatitas y una salsa que os guste.

Si te gusta, ayúdame a difundir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

css.php