¿Qué esthernalizo?

Siempre me han llamado la atención los comercios mixtos que combinan temáticas que, en principio, poco tienen que ver la una con la otra: salón de belleza y cafetería; libros y ropa; comida y revistas; tabaco y sellos de correos.

A mí se me ha ocurrido mezclar el feminismo con la cocina verde. En primer lugar, porque son dos de mis pasiones; y luego porque me he dado cuenta de que se retroalimentan la una a la otra; como si, después de cocinar una receta vegetariana, me sintiera más lúcida para escribir un artículo feminista, Cuando lo hago, pienso en todas las formas que existen y han existido de explotación, de las mujeres y de los animales. Este es mi granito de arena para luchar contra cualquier discriminación moral, ya sea especista o sexista.