Falso risotto de otoño, con gírgolas y pulpo

Hace tiempo que tenía ganas de hacer un falso arroz con coliflor rallada. Me encanta probar falsos-lo-que-sea. Es una manera de estimular la creatividad en la cocina, y salir de la zona de confort gastronómica a la que estamos acostumbradas. Quizás por eso me gusten tanto las recetas veganas -aunque yo no lo sea- porque suelen sorprender a todo el mundo.

En este caso, me inspiré de una receta de un arroz de otoño, y la reconvertí en este falso risotto. No es un plato vegetariano, pero podéis prescindir del pulpo o del queso y seguirá estando muy rico.

Tiempo de preparación: 30 minutos.

Ingredientes (4-5 raciones): 

  • 1 coliflor
  • 2 ajos (yo le puse un par de ajos negros)
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento rojo
  • 1 cp pimentón de la vera (puede ser pimentón dulce)
  • 1 bandeja de gírgolas (u otras setas de temporada)
  • 1 pata cocida de pulpo
  • 2 T caldo de verduras
  • 1 T parmesano rallado
  • 4 CS aceite oliva virgen extra
  • Sal, pimienta

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

PREPARACIÓN:

Rallar la coliflor con la parte más gruesa del rallador. Debería quedar una especie de granitos que imitan los granos de arroz. Reservar.

Calentar el aceite. Añadir los ajos finamente picados. Luego, el pimiento y la cebolla también picados. Salpimentar.

Cuando se hayan ablandado un poco, añadir las gírgolas cortadas a trocitos de unos 2 centímetros y marcarlas bien en la sartén.

Agregar el pulpo (ya hervido) cortado a rodajas de 1,5-2 centímetros. Saltear todo unos 2-3 minutos.

Añadir la coliflor rallada y el pimentón. Saltear junto al resto de ingredientes unos 2 minutos más. No os paséis con el tiempo, para evitar que el pimentón amargue demasiado la preparación.

Calentar el caldo y verterlo al resto de la preparación. Dejar haciendo chup-chup hasta que la coliflor se ablande y el caldo se haya evaporado un poco. ¡Cuidado! La cocción de la coliflor es la clave del éxito de esta receta, ya que no debe quedar demasiado blanda, sino que tiene que mantener la textura al dente de un arroz.

Cuando todavía esté caliente, espolvorear por encima el parmesano. Un tip que yo no hice: esparcir unos piñones tostados por encima. ¡Se me hace la boca agua sólo de imaginarme lo bien que quedarían!

risotto 1

 

 

Si te gusta, ayúdame a difundir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top