Curry vegetariano con salsa de yogurt y gofres de garbanzos

Hace un tiempo que estoy suscrita a un servicio semanal de reparto de cestas de verduras ecológicas y de proximidad. Unas chicas de Cabrera, del proyecto tresquarteres, envían cada semana los productos “que toquen” según temporada y stock. Al principio se hace raro recibir verduras que posiblemente no hubiésemos escogido en el mercado. Estamos tan acostumbradas a poder elegir -exigir- sobre la naturaleza, que nos parece extraño simplemente aceptar lo que la naturaleza decide ofrecernos.

Ahora que me he acostumbrado al “factor sorpresa” de cada semana, debo decir que me encanta. Cuando veo que estoy acumulando demasiados restos de verduras diferentes, una buena opción es transformarlas todas en un curry vegetariano súper mega sabrosón. En este post os dejo un ejemplo de verduras que podéis utilizar, pero las posibilidades son infinitas. De lo único que no podéis prescindir es del garam masala. Esta mezcla de especias es el ingrediente estrella de este plato.

Tiempo de preparación: 15 minutos + 25 minutos de cocción.

INGREDIENTES (para 6 personas)

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

Para el curry:

  • 1 calabaza mediana
  • 2 cebollas
  • ½ brócoli (sólo las flores)
  • 1 lata pequeña de tomate triturado (unos 200 gramos)
  • 3 dientes de ajo
  • 4 zanahorias
  • ½ pimiento rojo
  • 1 litro caldo de verduras (o agua)
  • 5 CS de garam masala
  • 1 cp canela en polvo
  • 2 CS de jengibre rallado
  • 1 CS de zumo de limón o lima
  • 1 buen puñado de hojas de cilantro fresco
  • 1 puñado de anacardos
  • 2 CS almidón de maíz
  • guindilla en polvo (opcional si se quiere la versión picante)

Para la salsa de yogurt:

  • 2 yogurts griegos
  • 1 cc comino en polvo
  • 1 CS zumo de limón
  • Sal y pimienta

Para los gofres de garbanzos:

  • 1 T harina de garbanzo
  • 1 T agua
  • 2 CS AOVE
  • Semillas de sésamo negro (opcional)
  • Sal y pimienta

 PREPARACION:

Comenzar laminando los ajos y dorarlos con un buen chorro de aceite. Podéis utilizar aceite de oliva o girasol. En este caso, yo utilicé aceite de sésamo, que suelo utilizar en recetas orientales.

Añadir las cebollas, las zanahorias y el pimiento cortados en juliana y la calabaza a dados y dorar un poco. Luego añadir las flores del brócoli y saltear unos minutos más. No se os ocurra desechar los tallos y las hojas de brócoli, que son muy potentes en cuanto a nutrientes se refiere (fibra y beta-carotenos) y los podéis utilizar para hacer cremas de verduras o caldos.

Agregar el tomate triturado y las especias: el garam masala, la canela, sal, pimienta y guindilla en polvo al gusto (si queréis hacer la versión picante).

Echar 2/3 partes del caldo de verdura o agua a la mezcla y esperar hasta que arranque el hervor.

Luego disolver 1/3 del almidón de maíz al resto del caldo de verduras y añadir a la preparación. Reducir a fuego lento unos 20 minutos más.

Como ocurre con muchos guisos, el curry me gusta tomarlo cuando ha reposado unos minutos, y no recién sacado del fuego. Me gusta añadir el jengibre rallado y el zumo de lima o limón a ojo, una vez está guisado, y controlar la acidez en función de cómo haya quedado. En mi opinión, le da un toque más fresco si se hace a posteriori. Sin embargo, también podéis añadirlo antes.

 

Para la salsa de yogur, basta con que mezcléis todos los ingredientes. Las cantidades son un poco a ojo. Lo mejor es que vayáis probando y regulando la acidez o si os gusta con más o menos comino.

En la foto no veréis los gofres, sino un poco de pan pita. Intentaré subir la foto en otro post. Sin embargo, es tan sencillo como mezclar los ingredientes y calentarlos en una gofrera (si tenéis), o hacerlos en una sartén de diámetro pequeño, como si fueran pancakes.

Para la presentación, basta con servir el curry con cilantro fresco por encima y un poco de salsa de yogurt. Lo podéis acompañar con arroz basmati como hago yo. Y servir un poco de pan naan, pan pita o, en mi caso, gofres o tortitas de garbanzos.

Si añadís una legumbre (proteína) a vuestro curry, tendréis un plato completo a nivel nutricional. Por ello, me gusta optar por los gofres de garbanzos.

¡Qué aproveche!

curry vegetariano.jpg

 

Si te gusta, ayúdame a difundir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top