Crumble de manzana con helado de vainilla vegano

crumble con helado 2

Este postre está tan rico que es difícil convencer de que no estoy engañando a nadie, porque no lleva ni una mijita de azúcar. Además es 100 % vegano. El crumble en sí salió bastante rico, pero el helado estaba requetebueno; probablemente sea el mejor que haya tomado en todo el verano. ¡Y eso que he hecho pruebas y helados diferentes!, pero este de vainilla se lleva la palma.

Sobre los endulzantes que he utilizado (concentrado de manzana o sirope de arce), deciros que podéis sustituirlos por otros que tengáis más a mano o que os gusten más (PERO NADA AZÚCAR BLANCO, NI MORENO, NI PELIRROJO, y mucho menos edulcorantes químicos bajos en calorías). Podéis echar un ojo a mi post “sobre el azúcar”.

Tiempo de preparación: 20 minutos + 5 horas congelador.

Ingredientes (para 6 personas)

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

CRUMBLE DE MANZANA:

  • 6 manzanas golden
  • 1 cp canela
  • Zumo de medio limón
  • 1 CS sirope de arce
  • 1 T de copos de avena (preferiblemente sin gluten)
  • 1 T de harina integral de espelta
  • 3 CS aceite de coco
  • ½ T almendras crudas machacadas en trocitos (u otro fruto seco que os guste más)
  • 1 CS concentrado de manzana
  • 1 pizca de sal marina

 HELADO DE VAINILLA

  • 150 g de anacardos (previamente remojados, al menos, 6 horas)
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 ml leche avena o almendra
  • 1 CS sirope de arce (o más si os gusta más dulce)
  • 1 cc vinagre de arroz
  • 1 cp zumo de limón

PREPARACION:

Comenzamos con el helado de vainilla. Mezclamos la leche de avena con la de coco. Con la punta de un cuchillo, diseccionar la vaina de vainilla a lo largo y extraer las semillas, ayudándonos con la misma punta del cuchillo. Añadir las semillas y la vaina a la mezcla de leches y llevar a punto de ebullición. Justo cuanto arranque el hervor, retirar del fuego y dejar infusionar hasta que se enfríe.

Retirar la vaina de vainilla de la mezcla (se puede secar y volver a utilizar en otra receta). Agregar a la preparación los anacardos bien escurridos, junto con el sirope de arce, el zumo de limón y el vinagre. ¡Importante! El vinagre y el limón los utilizo para rebajar el sabor a coco. Podéis ajustar estos ingredientes según vuestro paladar. Tritutar toda la mezcla muy bien y llevar al congelador durante una hora y media. Pasado este tiempo, triturar los ingredientes para evitar que se formen cristales de hielo, y volver a congelar durante otros 40 minutos antes de repetir la misma operación. Luego, llevar al congelador hasta completar el proceso. Sacar del congelador unos 20 minutos antes de servir.

helado vainilla

Cortamos las manzanas en cuadraditos de aproximadamente 1,5 cm que luego rociaremos con el zumo del limón, la canela y el sirope de arce. Colocamos todos los ingredientes en una cazuela y calentamos unos 15 minutos a fuego medio hasta que la manzana se ablande un poco (atención! solo un poco, no debe quedar una compota).

Preparamos el crumble, primero mezclando los copos de avena con la harina y las almendras. Luego añadimos el resto de los ingredientes y removemos bien, deshaciendo la masa con los dedos. Gracias a la grasa del aceite de coco, conseguiremos esa textura arenosa característica de los crumbles.

Cubrimos el fondo de una bandeja de horno con papel sulfurizado. Extendemos la base de las manzanas y luego echamos por encima el crumble. Los trocitos de manzana deben quedar bien tapados.

Horneamos a 180°C durante 25 minutos o hasta que veamos que el crumble esté tostadido.

crumble

Emplatar el crumble, cuando aún esté un poco caliente y acompañarlo con un par de bolas de helado de vainilla.

 

 

 

 

helado vainilla vaso.jpg

Si te gusta, ayúdame a difundir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top