Choco corn flakes caseros

Lo contenta que estaba yo después de acabar esta receta y ver que el resultado era mejor del que esperaba. Antes de nada, debo decir que la idea no ha sido mía, sino de la brillante Chloé del blog beingbiotiful. Esta mujer es una crack 🙂 Su receta de crispies easy choc lleva una tableta de chocolate al 70 %, pero en la mía he optado por hacer el chocolate yo misma. Para ello, he tomado la receta base de chocolate negro casero, de www.evamuerdelamanza.com, pero lo he rebajado un poco, porque el suyo es al 90%. Así que no puede decirse que haya mucho de mí en este post, pero creo que tenéis que hacerla ya y dar de probar a todo el mundo: a vuestros hijos; al vecino; a la abuelita; al perro; ¡qué se yo! Está increíble.

Las cantidades que pongo son para unos 850 g. Es una barbaridad, lo sé, pero vale la pena hacer para unos cuantos días. Yo los como en la leche vegetal, en los yogures, o incluso solo con frutos rojos.

chocapic cerca

Por último, un detalle importante: los chococrispis del supermercado tienen más de 30% de azúcar refinado. ¿Sabéis cuánto lleva esta receta? Apenas un 5% de azúcar de coco, que además es un azúcar sin refinar y con bajo índice glucémico. ¿Aún no te has decidido a hacerlos?

 Tiempo de preparación: 20 minutos.

INGREDIENTES:

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

Para la mezcla de cereales:

  • 300 g corn flakes orgánicos sin azúcar ni edulcorantes
  • 100 g quinoa inflada
  • 100 g pipas calabaza
  • 1/8 T semillas sésamo

Para el chocolate al 85%:

  • 220 g manteca de cacao
  • 120 g cacao en polvo degrasado
  • 60 g azúcar de coco
  • 1/2 cc sal rosa del himalaya

 

PREPARACIÓN:

Fundir la manteca de cacao al baño maría. Fuera de la fuente de calor, incorporar el resto de ingredientes del chocolate y mezclar muy bien.

En una bandeja bien grande y honda de horno (pero que os quepa en un cajón del congelador), colocáis una hoja de papel de hornear y extendéis por encima los corn flakes, junto con la quinoa, y las semillas. Luego vertéis el chocolate que acabáis de hacer y mezcláis bien. Si no está muy caliente, lo mejor es mezclar con las manos, para que todos los ingredientes queden bien cubiertos con el baño de chocolate.

Llevar al congelador una media hora. Cuando haya solidificado el chocolate, lo rompéis un poco y lo colocáis en un recipiente hermético.

Lo mejor es conservarlo en la nevera.

¡A disfrutarlo!

 

Si te gusta, ayúdame a difundir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top