Bizcocho bifásico en taza

Cuatro de la tarde. Llego a casa después del trabajo y abro la nevera para merendar algo, pero no hay nada que me apetezca. Paso de fruta y de una triste tostada. Yo lo que quiero son calorías. Y dulce. Me veo en la tentación de darle un mordisco a la tableta de chocolate que compré hace unos días, y me percato que alguien se me ha adelantado porque está abierta, ¡y solo queda la mitad! Pero me niego a que sean los refinados los que me venzan. Esos pillines aprovechan cualquier momento de debilidad para insinuárseme. ¿Os suena esta situación?

Entonces se me ocurre hacerme este bizcocho en taza. Necesito que sea rápido, antes de que pierda la cordura y me zampe lo que queda de tableta. Y sí. El resultado cumple de sobra las expectativas, sobre todo, por la cremita que le he puesto por encima y que le da este nombre de “bifásico” que suena tan sofisticado sin serlo. Me lo he comido calentito, con un té y me ha saciado hasta la hora de cenar.

Como veréis, la crema no es más que una parte del bizcocho sin cocer. Cuando era pequeña, siempre le decía a mi madre que me gustaba más la versión líquida del bizcocho sin hornear. Me había llevado alguna colleja porque no podía parar de chuperretear lo que quedaba en el bol, pero llevaba huevo y no era demasiado recomendable. Esta versión que os presento es completamente vegana, de modo que os dejaré lamer la cuchara y pringaros los dedos en el fondo del bol.

bizcocho en taza

Tiempo de preparación: 5 minutos

Ingredientes (para 3 tazas):

(CS= cucharada sopera; cp= cucharada de postre; cc=cucharada de café; T=taza)

  • 2 ½ plátanos maduros (el medio que sobra lo dejáis para decorar u os lo zampáis directamente como hice yo mientras se hacía el bizcocho)
  • 3 CS cacao en polvo desgrasado y sin azúcar
  • 3 CS coco rallado
  • 3 dátiles
  • 1 CS mantequilla de cacahuete
  • 2 CS aceite de girasol
  • ½ T harina integral de avena
  • ½ T + 3 CS leche de avena
  • ½ cc bicarbonato sódico

 

PREPARACIÓN:

Primera fase:

Triturar todos los ingredientes menos la harina y el bicarbonato. El resultado será una crema muy pero que muy rica. Tendréis que reservar 3 CS de esta crema para usar luego de topping en vuestros bizcochos.

Segunda fase:

Añadir la harina y el bicarbonato al resto de la mezcla. Repartir en tres tazas y llevar al microondas a 750 W de potencia. Yo las he cocido por separado, dos minutos por taza.

Poner por encima una cucharada de la crema que habéis reservado y a disfrutar.

alt= "bizcocho en taza vegano"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top